sábado, 17 de enero de 2015

Los símbolos franquistas nos son “sandeces”

Las leyes están para cumplirse pero, en ocasiones, se hace la vista gorda


6d13258edc0e0de40f320e18fc68fa06_XL
 En Tarancón, 10-01-2015
Opinión
Es lo que sucede con la Ley de la Memoria Histórica aprobada por el Parlamento durante el gobierno de Zapatero. Si nos damos un paseo por Cuenca capital todavía podemos ver la “Cruz de Jose Antonio Primo de Rivera”. Y en nuestro pueblo, en el cementerio, también encontramos monumentos con símblos franquistas…
El Pleno del Ayuntamiento de Cuenca, donde gobierna el partido socialista, aprobó recientemente solicitar al Obispado la retirada de los símbolos franquistas de la fachada lateral de la Catedral, concretamente la inscripción de Primo de Rivera y el escudo del yugo y las flechas.
A raíz de esta propuesta socialista, el portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Cuenca, Pedro José García Hidalgo, declaró que no entendía como con“tantas cosas que hay que hacer en una ciudad sucia, con un transporte público totalmente deteriorado, sin pulso, triste y sin proyecto de ilusión”,  su alcalde  dedicaba “tiempo a esas sandeces”.
Unas declaraciones que la Asociación para la Memoria Histórica de Cuenca  respondió con contudencia, y que, por su interés, reproducimos integramente:
¡Vaya! Esta asociación lleva trabajando más de 10 años en sandeces y cosas sin importancia; No hay más que repasar la hemeroteca, Sr García Hidalgo, para darse cuenta. Además, con lacerante simpleza, afirma pasar por la cruz todos los días y no haberla visto. En fin.
¿Qué les sucede a ciertos sectores del PP? Sobre todo en lo que al cumplimiento de la ley toca, ley que lleva siete años en vigor y que se incumple sistemáticamente. Las declaraciones de la semana pasada del no muy ingenioso Hidalgo no hacen más que repetir los mantras que los populares han usado ad nauseam todos estos años. Suponemos que cuando el alcalde de Horcajo de Santiago restituyó la calle José Antonio como una de las primeras medidas de su legislatura, por cierto contraviniendo la ley del 2007, eso no serían sandeces sin importancia, ¿No? O cuando argumentó en los medios que en Horcajo había muchos José Antonios, no lo interpretara este señor como muestra de inteligencia retórica. ¿O sí? Por cierto que en la misma población una concejala de este partido anduvo retwiteando arribas a España y vivas a Franco. Nada muy democrático, ¿O sí? Habría que verlo, quizá, a la luz de la ley de partidos políticos.
Repasemos algunas de las argumentaciones del PP provincial al respecto de la memoria histórica, en 2004 nada más empezar esta Asociación sus actividades, el entonces portavoz del PP en diputación nos comparaba nada menos que con ETA, ¿Les suena? Les juro que no hemos estado nunca en ETA, ni somos miembros de Podemos. No faltan los recursos a la historia, comparando el franquismo con Isabel la católica, no sabemos si es que se documentan mezclando los episodios de Cuéntame con los de Isabel, pero lo que sí sabemos es que es muy poco serio y no es de buena gente. Les aseguro que tratar al abuelo de uno como si fuera poco menos que el hombre de Atapuerca es de muy difícil comprensión, especialmente para mi madre, su hija, amén de la crueldad implícita en la afirmación (negación). No sermos nosotros quienes usen tan simples e inhumanos argumentos con los beatos mártires del obispado de Cuenca.
La situación en Tarancón no es mejor, aprovechamos estás líneas para demandar del ayuntamiento la retirada de los monumentos con simbología franquista del cementerio, manteniendo solo el que es cristiano. Sabemos bien que la Sra Bonilla nos contestará que es más oportuno que lo solicitemos en fecha y forma, por escrito. Y así lo haríamos si no hubiéramos recibido la misma contestación hace tres años y un mes, cuando solicitamos por escrito permiso, que no financiación, para la colocación de una placa en memoria de las víctimas del franquismo de la localidad. Petición que aún no ha recibido respuesta alguna, lo que consideramos, ciertamente, de una descortesía y dejadez sin límites. ¿Fecha? ¿Forma?
Ciertamente, nos encontramos más a gusto en escenarios más civilizados, más democráticos. Como el trato que tuvimos con los alcaldes populares de Uclés, como cuando en Villarrobledo nos concedió permiso para erigir un monumento un alcalde socialista y nos lo corroboró uno popular, o al contrario cuando Francisco Pulido nos dio permiso para idéntico fin y nos lo corroboró Juan Ávila. Eso sí, con total normalidad democrática y digno de ser mencionado, como hemos mencionado actitudes similares de la derecha conquense siempre que se han producido. Un escenario sin duda mejor y más transitable que todas estas sandeces.
Sinceramente pensamos que esta petición del ayuntamiento de Cuenca al obispado llega tarde, aunque nunca es tarde si la dicha es buena. Nos quedamos con la iniciativa de Monseñor del Hoyo, que anunció públicamente en el verano de 2004 que el obispado retiraría los símbolos, ahora en disputa, de motu propio sin que se lo pidiera nadie, para evitar polémicas innecesarias.

1 comentario:

  1. Aunque suene a un mal argumento de una película distópica, España es el único país del mundo en donde un criminal genocida nazi podría recibir un homenaje y reconocimiento públicos a pesar de sus terribles crímenes de guerra. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2014/11/espana-esta-podrida-de-fascismo-hasta.html

    ResponderEliminar